Ir al contenido

Cesta

La cesta está vacía

FINAL SALE

Pulsera de ónix 10 mm | De primera calidad

Precio de oferta€184,00 Precio normal€212,00
Material:
Tamaño:
Recomendador de tallas

Envío express

Fácil devolución e intercambio

60 días de devolución de dinero

Pulsera de ónix 10 mm | De primera calidad
Pulsera de ónix 10 mm | De primera calidad Precio de oferta€184,00 Precio normal€212,00

No more discounts until Black Friday 2024

Last Outlet in Seekers’ History Ends

Take advantage of this offer before it ends, because we'll soon be raising our base prices.

TU TUTOR PARTICULAR

piedra preciosa de ónix

Onyx simboliza la fuerza interior y la resiliencia para afrontar nuevas metas. Considerada como una piedra de concentración y determinación, protege contra la negatividad y fortalece contra los desafíos, promoviendo el crecimiento personal y la búsqueda espiritual a través de la introspección y la autocomprensión.

USOS ANTIGUOS DE LA PIEDRA PRECIOSA DE ÓNIX

Descubra cómo las culturas y civilizaciones antiguas utilizaron esta piedra preciosa.

Egipto 2000 a.C.

Revelando los misterios del ónix: la joya escondida de los faraones

En las arenas del tiempo, bajo el sol abrasador del antiguo Egipto, se encuentra un tesoro oscuro y misterioso: la piedra de ónix. Más que una simple gema, el ónix era un símbolo del poder divino, un guardián de secretos eternos, tallado por las manos de maestros artesanos.

El Oráculo de la Eternidad: En cada pieza de Ónix, los egipcios vieron un oráculo, un espejo del cosmos. La usaban en joyería y amuletos, creyendo que cada piedra era un fragmento del infinito, un puente entre los mortales y los dioses.

El Escudo Contra las Sombras: En el ámbito de lo espiritual, Onyx era un escudo, un bastión contra las fuerzas oscuras. Los antiguos creían que esta piedra negra como la noche podía repeler la negatividad, envolviendo a su portador en un aura de protección divina.

El Guardián del Más Allá: En los rituales funerarios sagrados, Onyx era el guardián del alma. Colocada junto a faraones y nobles en su viaje final, se creía que esta piedra sagrada guiaba a los espíritus a través del río del olvido, hacia el reino de la inmortalidad.

El símbolo de la fuerza inquebrantable: como reflejo de la fortaleza de los faraones, el ónix era un símbolo de poder y resistencia. Su dureza y durabilidad eran metáforas de un reino que se creía eterno, un imperio tallado en la piedra del destino.

La joya de los templos y las tumbas: En cámaras sagradas y templos majestuosos, Onyx brillaba con un brillo místico. Cada pieza, tallada en esculturas y objetos de arte, era un tributo a los dioses, un recordatorio de la gloria y el misterio del mundo antiguo.

Por tanto, Onyx no era sólo una piedra. Era un emblema de lo divino, un testigo silencioso de una época en la que los dioses caminaban con los hombres. En su oscuridad, se encuentran los secretos del universo, esperando ser descubiertos por aquellos que se atrevieron a mirar más allá del velo del tiempo.

ORIENTAR 500 a.C.

En la quietud de la piedra Ónix se encuentra un camino hacia la armonía. A medida que la noche abraza el día, Onyx une el Yin y el Yang, recordándonos que la verdadera paz reside en el equilibrio.

Este cristal oscuro, silencioso y firme, es un reflejo de la fuerza interior. En él, los guerreros y los sabios encuentran un espejo de su propia resiliencia, un recordatorio de que la verdadera fuerza surge de la calma y la claridad.

En la soledad de los templos, Onyx se convierte en un compañero en la búsqueda del conocimiento interior. Es un faro en el viaje hacia la iluminación, guiando a las almas a través de los misterios del ser y del universo.

A medida que el agua fluye y se transforma, Onyx nos enseña sobre el cambio y la renovación. Nos muestra que incluso en la oscuridad más profunda hay una promesa de renacimiento y luz.

En presencia de Onyx, existe la serenidad de un lago en calma. Su energía invita a la reflexión y al equilibrio, recordándonos vivir en armonía con nosotros mismos y el mundo.

Por tanto, Onyx no es sólo una piedra; es un maestro silencioso, un guardián de la sabiduría antigua, que ofrece lecciones de vida y de espíritu a quienes buscan comprender los misterios eternos.

roma 200 ac

Revelando Onyx: La Gema de la Sabiduría y el Poder Antiguos

En los mundos antiguos de Grecia y Roma, el ónix era un símbolo de misterio y poder. Reverenciado tanto por filósofos como por emperadores, era más que una joya: era un faro de prestigio y protección.

El espejo de la mente y el espíritu: en Grecia, se creía que el ónix simbolizaba la complejidad del pensamiento y el viaje del alma, venerado como un portal a la sabiduría.

El Talismán de la Fuerza: En Roma, adornaba a líderes y guerreros, considerado como un símbolo de coraje inquebrantable y el espíritu perdurable del imperio.

El Sello de Autoridad: Los sellos de ónix eran símbolos únicos de poder, utilizados por los emperadores para decretar el destino de las naciones, vinculando su voluntad a la naturaleza eterna de la piedra.

La Ofrenda Divina: En los templos, Onyx conectaba lo terrenal con lo divino, una ofrenda sagrada a los dioses, cerrando la brecha entre mortales e inmortales.

Tanto en la civilización griega como en la romana, el ónix trascendió su papel de mera piedra preciosa. Fue un testimonio de la ambición humana y la conexión divina, una piedra que capturó la esencia de dos de las culturas más influyentes de la historia. En sus profundidades se encuentran los secretos de una época pasada, una invitación eterna a explorar los misterios de un mundo pasado.

antiguos americanos

Descubra las piedras místicas de la antigua América

En las exuberantes selvas y vastos desiertos de la antigua América, civilizaciones como la maya, la tolteca, los aztecas y las tribus nativas veneraban las piedras sagradas como conductos divinos y espejos cósmicos.

Susurros de los dioses: Para los mayas, las piedras eran susurros divinos, uniendo la tierra y el cielo. Usadas en rituales sagrados, creían que estas piedras los conectaban con el reino celestial.

Amuletos de los guerreros: Los toltecas veían las piedras como talismanes de guerra y protección. Los guerreros los llevaban a la batalla, creyendo en su poder para otorgar fuerza y ​​coraje.

Oráculos aztecas: Los aztecas, maestros del misticismo, utilizaban piedras como oráculos. Buscaron guía en estas piedras para predicciones futuras y para mantener el equilibrio cósmico.

Espíritu de la Tierra: las tribus nativas americanas veneraban las piedras como encarnaciones de la Madre Tierra. Utilizada en ceremonias curativas y ritos de iniciación, creían que cada piedra contenía un espíritu, un guardián de la sabiduría antigua.

Narrativas eternas: estas culturas grabaron sus historias y leyendas en piedra, creando narrativas eternas de dioses, héroes y cuentos épicos.

El viaje del alma: en los ritos funerarios, las piedras guiaban a las almas al más allá, sirviendo como ofrendas sagradas y puentes entre mundos.

PODER SANADOR DEL ÓNIX

Beneficioso para dientes, huesos, médula ósea, trastornos sanguíneos y pies. Ayuda con problemas relacionados con los oídos, riñones y corazón.

ALCANZA TUS OBJETIVOS

CHAKRAS ASOCIADOS

El ónix, una piedra preciosa negra, está intrínsecamente conectada al chakra raíz, o Muladhara, situado en la base de la columna. Este chakra simboliza seguridad, estabilidad y conexión con la tierra.

CHAKRA RAÍZ

MULADHARA

Ubicación y significado: Situado en la base de la columna, representa la estabilidad y las necesidades básicas.


Influencia del Ónix: Fortalece la conexión con la tierra, aportando estabilidad y seguridad, especialmente útil en momentos de estrés.

Efectos de la Amatista en el Ser Humano

PROPIEDADES MÍSTICAS

espiritual

El ónix se considera una piedra de protección espiritual. Se cree que ayuda a repeler las energías negativas y fortalecer el crecimiento espiritual y la conexión con el yo superior.

PSICOLÓGICO

Ayuda a fortalecer la confianza en uno mismo y combatir miedos y ansiedades. Es conocido por su efecto estabilizador.

MENTAL

Se asocia con la mejora de la claridad mental y la concentración. Es una piedra útil para la toma de decisiones y la resolución de problemas.

EMOCIONAL

Promueve la estabilidad emocional. Se dice que el ónix ayuda a gestionar y equilibrar las emociones intensas y los sentimientos de tristeza.

FÍSICO

A menudo se le atribuye la capacidad de mejorar la función de los órganos sensoriales, especialmente los oídos, y de fortalecer el sistema inmunológico.

EL AMOR ESTÁ EN LOS DETALLES, COMPARTE TU CORAZÓN

AUMENTA SU PODER CON AMOR

No hay energía más poderosa en el universo que el amor. Comparte tu amor, regala amor y aumenta el poder de esta piedra preciosa. Busque Envoltura de regalo en la página del producto y personalice su mensaje.